La Garduña

Sauces, olivos, algarrobos… La Garduña presume de tener un enclave natural único rodeando al Río Buñol. Esto, junto a su joven y profesional equipo, hacen que destaque de los demás restaurantes de la comarca.

Restaurante Aborache

Nuestra historia

Cocina de autor en plena naturaleza

La Garduña surge de una pregunta: ¿qué pasaría si ofrecemos cocina de autor en plena naturaleza? Aunque se trataba de un concepto arriesgado, contábamos con los ingredientes necesarios para el éxito: un emplazamiento único, experiencia y un equipo con ganas de darlo todo.

Con el Río Buñol y el popular Molino Galán como compañeros, el 7 de julio de 2022 abrimos nuestras puertas al público por primera vez y, desde entonces, la respuesta ha sido abrumadora.

Nuestra misión es clara: ofrecer platos clásicos con un giro sorprendente. Por este motivo, jugamos fusionando cocina de distintas partes del mundo, desde mediterránea hasta japonesa. Eso sí, sin olvidarnos de la importancia de un buen maridaje con vinos seleccionados cuidadosamente.

Nuestros espacios

Lounge bar

Una de las zonas más especiales de La Garduña es su terraza escalonada. Siguiendo el movimiento natural de la montaña hacia el río y el cauce de nuestra propia fuente, encontrarás este espacio ideal para relajarse y tomar una copa.

Salón cubierto

Sabemos que el aire libre no es para todo el mundo, y que no siempre podemos estar a la merced del tiempo, por eso contamos con nuestro salón cubierto. Está totalmente climatizado y ambientado para que, a pesar de su comodidad, no olvides que estás en La Garduña.

Terraza

Se trata de la zona principal de nuestro restaurante, ya que hace de eje conector entre la cocina abierta, la barra del bar, el lounge, el salón y los servicios. Disfruta de una deliciosa comida rodeado de la naturaleza más pura bajo la sombra de los árboles, de nuestro toldo o, si lo prefieres, directamente bajo los rayos del sol.